cerave-logo Cerave_Blog

Icon >

¿Cuál es el limpiador ideal para tu tipo de piel?

El objetivo principal de la limpieza es eliminar restos de maquillaje, la suciedad y el exceso de grasa de la piel. La fórmula ideal del limpiador facial depende de tu tipo de piel, que puede cambiar de una estación a otra e incluso fluctuar en función de factores hormonales o ambientales (como viajar a un clima al que tu piel no está acostumbrada).

Independientemente del limpiador facial que elijas, un producto que contenga ceramidas ayuda a garantizar una limpieza eficaz sin alterar la barrera de la piel.

Ten en cuenta estos aspectos básicos del tipo de piel para elegir tu limpiador:

 

Tipos de piel: Normal, mixta y grasa, apta para piel sensible

Los limpiadores faciales pueden ofrecer diferentes niveles de espuma, desde un burbujeo suave hasta una espuma completa. Los limpiadores espumosos pueden comenzar como un gel o una crema, y estas limpiezas faciales-incluido nuestro Gel limpiador espumoso- proporcionan una limpieza profunda y eliminación de restos de maquillaje, se disuelven fácilmente y dejan la piel con una sensación de suavidad.

Tipos de piel: Normal a Seca, apta para piel sensible

Una limpieza eficaz no solo requiere agua, combínala con nuestro Limpiador Hidratante capaz de eliminar el exceso de grasa, suciedad y restos de maquillaje de la piel evitando dejarla con resequedad ni alterando la barrera cutánea. Adecuada también para la piel delicada del contorno de los ojos, un limpiador con ceramidas restauradoras de la barrera y Niacinamida calmante es fácil de usar tanto al comienzo como al final de tu día.

 
 

Tipo de piel: Piel Seca, rugosa e irregular

Es importante buscar un limpiador facial en gel suave que no despoje a la piel de sus aceites naturales, además de no causar sequedad. Los limpiadores faciales en gel pueden estar formulados con ingredientes adicionales como el ácido hialurónico para la hidratación, y nuestro Limpiador SA Anti-Rugosidades proporciona una exfoliación suave y no irritante sin microesferas duras que puedan arañar la piel. Adecuado para su uso en la cara y el cuerpo, nuestro limpiador de ácido salicílico no sólo exfolia la piel, sino que, con tres ceramidas esenciales, también ayuda a suavizar y alisar la piel sin interrumpir su barrera protectora. Esta fórmula también es no comedogénica, no tiene perfume y está enriquecida con vitamina D antioxidante.